Buscar este blog

martes, 20 de abril de 2010

El ojo y el cine

Las imágenes percibidas por el ojo persisten en nuestra retina o en nuestro cerebro una pequeñísima cantidad de tiempo, cantidad que es justo la necesaria para contemplar la realidad como un fluido visual sin parpadeos. Al estudio de este fenómeno conocido como persistencia retiniana, entre otros, le debemos la aparición de la imagen en movimiento, que comenzaría un despegue increíble, desde finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX.
A continuación, se muestran algunas de las imágenes que han realizado los alumnos de cuarto de la ESO, y que contemplamos aquí como imágenes GIF (animadas).

No hay comentarios:

Publicar un comentario